Un juguete que estimula los 5 sentidos de tu bebé

VULLI_0192

 

Sophie, la jirafa es un juguete especial para bebés que estimula los cinco sentidos, a partir de este mes se puede encontrar bajo la licencia original en nuestro país.

Facilita el agarre

Gracias a su forma y tamaño de 18 cm, Sophie la girafe es liviano y perfectamente adaptado a las pequeñas manos del bebé. Sus largas piernas y cuello permiten que el bebé pueda atraparlo con facilidad a una edad temprana.

El oído

Con un silbido, ella divierte y estimula la audición del bebé. El sonido divertido de Sophie la girafe cuando se pulsa inicialmente, permite estimular su audición y, posteriormente, ayudar a entender la relación de causa y efecto.

El gusto

Caucho compuesta por 100% caucho natural y pintura alimentaria, que puede ser masticada con seguridad. Sophie la girafe es como la tetina de un chupete. Gracias a su textura suave y que tiene un montón de piezas para masticar (orejas, cuernos, piernas), es ideal para las encías del bebé durante la dentición.

El tacto

El tacto es el primer medio de comunicación de los niños con el mundo exterior. La suavidad de Sophie la girafe, tal como la piel de su madre, tranquiliza al bebé. Ello le genera reacciones fisiológicas y emocionales que lo calman, así como promueven su crecimiento y bienestar.

El olfato

El olor particular de Sophie proviene del caucho natural derivado de su árbol, que hace a ésta jirafa tan especial. Esto facilita al niño a identificarlo entre todos sus otros juguetes.

La vista

A los 3 meses, la vista del bebé es 1/10 y el ojo percibe solamente contrastes. Sophie, con sus manchas oscuras, hace que contraste todo su cuerpo, lo que atrae al bebé.

Sophie-la-girafe-72dpi

Historia detrás del producto, una jirafa que nació en París el 25 de mayo de 1961, día de Santa Sofía!

En aquella época, los juguetes que representaban animales, eran exclusivamente figuraciones de animales domésticos o familiares procedentes del mundo de la granja.

Por este motivo, un día, en Francia, un señor llamado Rampeau, que había integrado el concepto de rotomoldeado del caucho a los juguetes, tuvo la idea de diseñar una jirafa, cuya figuración exótica sería una primicia en el mercado, cuyo tamaño y forma serían ideales para la prensión del bebé.

La fabricación de Sophie, tal como la conocemos hoy, comenzó un jueves 25 de mayo, lo que explica el origen de su nombre.

Su composición a base de caucho procedente de la savia de hevea es 100% natural.

Las primeras transformaciones de la savia de HEVEA se realizaron en 1928, gracias a la vulcanización inventada por Mr. Charles Goodyear.

El caucho utilizado por Vulli proviene del árbol de HEVEA, que crece en Malasia.

Cada mañana, antes del calor del día, se extrae la savia del árbol, una leche fluída que proviene de células situadas bajo la corteza.

 Esta savia se llama “látex”.  El látex es natural, flexible, impermeable, aislante y agradable en cuanto a su tacto y olor.
Mira este video donde se ve el proceso de su elaboración. VIDEO